A partir de este 1 de marzo dejará el cargo el delegado en funciones del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en Puebla, Mario Bracamonte González, según lo acordó el Comité Ejecutivo Nacional de ese partido.

Con ello se abrirá paso a la elección de una nueva dirigencia estatal, aunque el mecanismo y las fechas no fueron acordados.

Este viernes el nuevo líder nacional, Alfonso Ramírez Cuéllar, encabezó una reunión con los integrantes del Comité Ejecutivo, entre quienes estuvo presente Yeidckol Polevnsky, quien había descalificado el nombramiento del primero.

Las imágenes del encuentro fueron difundidas por el propio Ramírez Cuéllar, aunque no detalló los acuerdos.

Sin embargo este sábado trascendió que uno de ellos fue la renovación de las dirigencias estatales, por lo que este domingo debe entregar el cargo Bracamonte González en Puebla.

Mientras se define la mecánica del proceso interno, el CEN tendría que nombrar a un nuevo delegado o definir a un dirigente en la siguiente asamblea partidista.