El presidente Andrés Manuel López Obrador responsabilizó al neoliberalismo y a la descomposición social que heredaron gobiernos del pasado, de la muerte de los estudiantes de medicina asesinados en Huejotzingo.

“Es un fruto podrido de una política en donde lo que les importaba era el dinero nada más, lo material y se le dio la espalda al pueblo, se abandonó a la gente”, señaló.

Puntualizó que en la mayoría de estos casos hay droga, adicciones y desintegración en las familias, todo lo que resultó del modelo neoliberal,

“Es el fruto podrido que ese modelo se impuso en México durante 36 años, desgraciadamente”, indicó.