Sonia Hernández, mamá de Ximena Quijano Hernández, una de las estudiantes colombianas asesinadas en Puebla, rechazó la versión de que una riña haya sido el detonante para ultimar a los jóvenes el pasado fin de semana tras el Carnaval de Huejotzingo.

“Nuestros hijos no eran esa clase de muchachos que se agarraban a pelear por cualquier cosa y menos por un sombrero, esa no fue la causa (...) Quien dice que fue una riña, eso no es verdad”, dijo la madre en entrevista con Azucena Uresti.


La madre aclaró que el sombrero se perdió solamente por una hora, además señaló que no hubo ningún tipo de pelea por él, contrario a lo que aseguró el fiscal, quien señaló que Lisset, una de las sospechosas del asesinato múltiple, había reñido con los estudiantes durante el carnaval.

“Nuestros hijos no eran esa clase de muchachos que se agarraban a pelear por cualquier cosa y menos por un sombrero, esa no fue la causa, y quien dice que fue una riña, eso no es verdad”, aseguró Sonia Hernández.

La mamá de Ximena reiteró la exigencia de justicia y pidió que haya resultados por parte de la Fiscalía General del Estado, que desde ayer tiene a Gilberto Higuera Bernal como titular, tras ser elegido por unanimidad de votos por el Congreso de Puebla.

“Todo es una hipótesis, no sabemos realmente lo que haya pasado, o porque llevaron a esta matanza a nuestros hijos, pero todavía estamos esperando los resultados de la Fiscalía”, dijo la madre que este jueves regresará a Colombia con el cuerpo de su hija.