Bajo el grito de un #NiUnaBataMenos, alrededor de 8 mil estudiantes del área de la salud de la BUAP marcharon este martes por calles de la ciudad de Puebla para exigir seguridad y justicia para sus compañeros asesinados en el municipio de Huejotzingo.

La masiva movilización obligó a que el gobernador Miguel Barbosa Huerta se comprometiera a garantizar protección para los universitarios, reunirse con los rectores tanto de la BUAP como de la UPAEP y ofrecer un avance de las investigaciones para el próximo viernes.

De forma paralela, el secretario de Gobernación David Méndez Márquez aseguró que el único móvil que se investiga es el robo del auto en que viajaban los tres jóvenes y un conductor de Uber, cuyos cadáveres fueron hallados con heridas de bala en las cercanías del aeropuerto Hermanos Serdán.

Se van a paro de actividades

Alrededor de las 6:00 de la mañana los alumnos del área de la Salud -que aglomera a Medicina, Enfermería y Estomatología- se reunieron a las afueras del edificio de la 31 poniente para detener las actividades y tomar las instalaciones en señal de protesta por el asesinato de sus compañeros.

Vestidos con batas blancas y portando pancartas con la leyenda ni #NiUnaBataMenos, realizaron un pequeño mitin encabezado por Kevin González, amigo de Francisco Javier Tirado, el alumno de la BUAP que fue una de las víctimas del multihomicidio.

Con lágrimas en los ojos y voz cortada, Kevin recordó a "Javi" como una persona muy alegre, amable, servicial, lleno de sueños que le fueron arrebatados. Recordó que desde 2013 cursaba la carrera de Medicina y su meta era ser pediatra.

"Javier era una persona muy servicial, llena de ilusiones, un futuro por delante. Iniciamos la carrera hace cinco años como compañeros de salón y después como 'roomies', vivimos cuatro años juntos, teníamos sueños, queríamos salir y devorarnos este país, hacer el bien y un cambio. Era una persona alegre, simpático, amable, lleno de vida e ilusiones, él quería ser pediatra y ahora ya no vamos a poder", dijo con lágrimas en los ojos.

El universitario encabezó la protesta exigiendo justicia a las autoridades y que caiga todo el peso de la ley para las personas responsables del asesinato de a quien veía como su hermano.

"Mataron a mi hermano, porque no es mi compañero, es mi hermano, mi hermano, no le estaba haciendo daño a nadie, él estaba haciendo su servicio social como todos los alumnos de aquí que estamos para servir este país”, señaló.

Inundan las calles con batas blancas

Pasadas las 9:00 de la mañana los alumnos comenzaron la marchar con la consigna "¿Por qué?, ¿por qué?, ¿por qué nos asesinan? ¡si somos el futuro de América Latina!", "¡salvamos vidas, protege las nuestras!", recorrieron la calle 13 Sur hasta llegar al Paseo Bravo y bajaron por la Avenida Reforma hasta el zócalo de la Ciudad de Puebla.

En ese sitio detuvieron su marcha e hicieron un pase de lista con los nombres de Ximena Quintero, José Antonio Parada, Francisco Javier Tirado y el conductor de Uber, Josué Emanuel Vital, y guardaron un minuto de silencio para seguir su marcha por Juan de Palafox y Mendoza hasta el bulevar 5 de Mayo.

Al llegar a Casa Aguayo, donde cada martes se celebran las Jornadas Ciudadanas, exigieron hablar con el gobernador Miguel Barbosa Huerta con consignas como "¡que salga el gobernador!", hasta que finalmente una comitiva fue atendida por él y por el secretario de gobernación, David Méndez Márquez.

Mientras afuera decenas de conductores de la plataforma Uber se sumaron al plantón que mantenían los estudiantes de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla en Casa Aguayo.

Tras más de una hora de diálogo y de exponer sus demandas, el gobernador se comprometió con los estudiantes de la BUAP a ofrecer el viernes avances de los crímenes, así como reforzar la seguridad en sus instituciones.

"A partir de este momento, se efectuarán rondines de prevención del delito alrededor de nuestras facultades, en el esclarecimiento del asesinato de nuestros compañeros él se comprometió (Barbosa) a tener una reunión el día viernes para darnos toda la información y llegar al fondo de esta investigación", señalaron.

Alrededor de la 1:40 de la tarde, los universitarios junto con el contingente de la plataforma de Uber desalojaron la calle 14 Oriente, la cual estuvo cerrada por más de cuatro horas, esto tras el mitin que realizaron los alumnos de las diferentes áreas de la facultad de Medicina.

Posteriormente el secretario de Gobernación, David Méndez Márquez, aseguró en entrevista que iban drogados los presuntos homicidas de los estudiantes de Medicina de la Upaep y de la BUAP al momento de robarles el vehículo en que viajaban.

Asimismo señaló que se busca que aplicaciones como Uber incorporen mecanismos de protección y vigilancia, no solo para la propia seguridad de los conductores, sino también de los que hacen uso de este servicio.

Por la tarde se realizaron cateos en viviendas de Xalmimilulco supuestamente ligadas a los asesinos de los jóvenes, donde fueron hallados vehículos con reporte de robo y hasta bidones con supuesto combustible ilegal. 

Realizan misa con los papás de Ximena y 'Koty'

Debido a que el cuerpo de Javier Tirado Márquez fue trasladado muy temprano hacia su natal Veracruz, no estuvo durante una misa en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla realizada por la tarde; a ella sí acudieron los padres tanto de Ximena como de José Antonio, o Koty, como le gustaba que le llamaran.

La misa fue oficiada por el monseñor Felipe Pozos Lorenzini y ahí el papá de Ximena, Jorge Enrique Quijano Palacios, entonó una melodía acompañado de una guitarra, en memoria de los jóvenes.

En un mensaje posterior a la misa, los papás de ambos jóvenes colombianos coincidieron en que es necesario tener justicia por la memoria de sus hijos, por lo que estarán pendientes de los avances de las investigaciones desde Colombia.

Del mismo modo recordaron la pasión que ambos tenían por la medicina y que durante su internado en el Hospital General de Cholula tuvieron que atender a delincuentes, ya que su profesión no discrimina a las personas, sino que simplemente se dedica a salvar vidas.