Los ciudadanos inconformes con la cremación de los cuerpos de los ex gobernadores Martha Érika Alonso Hidalgo y Rafael Moreno Valle Rosas, tras el percance aéreo del 24 de diciembre de 2018, solicitaron formalmente que en las investigaciones se consideren irregularidades en las horas de muerte oficiales de las cinco personas fallecidas en los hechos.

En octubre del año pasado, José Guillermo Medina Álvarez, Carlos Meza Gutiérrez, y Germán Benítez Márquez iniciaron un proceso legal en contra de la aprobación de incinerar los restos del matrimonio, sin considerarse la recopilación de información necesaria para investigar los hechos.

Tras retrasos en las audiencias para revisar pruebas, este lunes agregaron a la carpeta de investigación abierta en la Unidad de Investigación de Hechos de Corrupción de la Fiscalía General del Estado (FGE), pruebas relacionadas con cinco actas de defunción, que reportan entre sí hasta casi dos horas de diferencia.

Se trata de las actas de Alonso Hidalgo y Moreno Valle Rosas, que reconocen como hora de su muerte  las 17:25 horas; así como copia de un acta y referencias documentales de otras dos, que dan prueba de que la muerte del piloto Roberto Cope Obregón ocurrió a las 19:20 horas; la del asistente de Moreno Valle, Héctor Baltazar Mendoza, a las 18:34; y la del tripulante Marco Antonio Tavares Robledo, a las 19:27 horas. 

"La autopsia debe determinar la hora precisa de la muerte, Y si hay cinco horas precisas del mismo percance, en donde todos mueren al unísono , la única posible explicación es que mueren al unísono pero en distintos horarios ¿no?", dijo el abogado Alberto Peralta Merino, quien representa la queja de los ciudadanos.

Por su parte el promovente Medina Álvarez hizo énfasis en que aprobar la cremación de los funcionarios a las pocas horas de la caída de su helicóptero implica que no se hicieron investigaciones completas en lo que quedó de los cuerpos.

"Estamos denunciando el por qué cremaron los cuerpos de Martha Érika (y Moreno Valle Rosas), y quién dio la orden porque todos están fuera de concepto, hay muchas violaciones al proceso; las actas de defunción, todas, tienen totalmente diferentes horarios; es una cosa rara", agregó.

De acuerdo con los inconformes, en el Informe de Aeronáutica Civil sobre los hechos de diciembre de 2018, la FGE reconoció que se habían realizado autopsias aunque las mismas actas de defunción presentadas como pruebas presentan inconsistencias.

Ante las irregularidades en las horas de las actas, explicó Peralta Merino, estas podrían incluso ser atraídas por la Fiscalía General de la República (FGR) como parte de la investigación sobre el percance.