El paso de tres titulares en menos 6 meses en la Secretaría de Administración, muestra los problemas que enfrenta el gobierno de Barbosa Huerta en relación a las licitaciones del arredramiento de mil patrullas, el reemplacamiento y las fotomultas.

Han pasado por esa dependencia Salomón Kuri, María Concepción Lugo, y Rosa de la Paz Urtuzuástegui, quienes han tenido que lidiar con licitaciones abiertas de las que no se tiene registro documental pese a que involucran una bolsa presupuestal de 3 mil millones de pesos que el gobierno comprometió para los próximos tres años.

Así lo afirma el columnista del diario El Financiero, Darío Celis, quien destaca que lo que sí está documentado son “las denuncias de los participantes que no fueron adjudicados y que reclaman serias irregularidades en cada uno de los tres procesos”.

Las firmas inconformes son Lumo ,de Luis Montaño, para las patrullas; Placas y Señalamientos Mexicanos, de Joaquín Ontiveros, para reemplacamiento; e Intecproof de Gustavo Castillón, para fotomultas.

De acuerdo con Darío Celis, la licitación de las fotomultas “es quizá la que más dolores de cabeza ha generado a Barbosa, pues existen evidencias de que Intecproof no es más que el nuevo nombre de la conocida Inteltráfico.

“Esta última es la misma que operó el sistema de infracciones electrónicas en la Ciudad de México, durante el gobierno de Miguel Ángel Mancera.

“A Inteltraffic Mancera le dio dos contratos por 536 millones de pesos gracias a costos que se pactaron a un sobreprecio aproximado de 30 por ciento, cosa que las nuevas autoridades están investigando”.

Frente al tamaño del problema –escribe Darío Celis-, la actual secretaria de Administración, Rosa de la Paz Urtuzuástegui, “podría también apostar por la sabia deserción”.