El gobierno federal está consciente de que sin un mayor crecimiento no funcionará la Cuarta Transformación (4T), reconoció Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia de la República y coordinador del gabinete económico.

Tenemos prisa por crecer; sólo con mayor crecimiento funcionará la 4T. Nos interesa trabajar para llegar a ser un país poderoso, pero no sólo exportador, debemos ser una nación industrializada, destacó el funcionario al participar en el Foro de Fondos de Inversión organizado por la Asociación Mexicana de Instituciones Bursátiles (AMIB).

De acuerdo con Romo, el gobierno está concentrado en reforzar y fortalecer a Petróleos Mexicanos (Pemex) para que siga adelante, por lo que descartó que las calificadoras de riesgo bajen la nota de la empresa productiva del Estado.

El año pasado Fitch le quitó a Pemex su grado de inversión al colocarla en BB+; en tanto, Moody’s la mantiene en BAA3, que es un escalón arriba de perder el grado, mientras S&P la tiene en BBB+, a dos peldaños de quitar el grado de inversión. Para que la petrolera pierda su estatus, al menos una calificadora se debe unir a Fitch.