José Daniel Hernández, gerente de la bodega de distribución de Acrílicos Plastitec que se incendió la tarde de este miércoles, confirmó que el fuego se originó por la quema de llantas en un predio aledaño, además evidenció que los bomberos tardaron al menos una hora en atender el siniestro.

En entrevista el gerente señaló que el hecho derivó de la negligencia con la cual unos pepenadores incendiaron llantas y autopartes de fibra de vidrio, en una acción que se salió de control y alcanzo las instalaciones de la bodega donde se almacenan y distribuyen láminas de plásticos.

Narró que al percatarse de que el incendio estaba muy cerca de la bodega los empleados comenzaron a atacar las llamas, pero en cuestión de minutos el fuego rodeó la bodega ubicada en la calle Robles de la colonia Ampliación Lomas de Castillotla.

"Uno de los trabajadores empezó a ver cómo se estaban incendiando llantas y autopartes plásticas, el fuego se les salió de control y con cubetas pretendían sofocar el fuego. Se les incendió un vehículo que explotó e hizo imposible que nosotros pudiésemos controlar el fuego para que no entrará a la bodega", narró.

José Daniel señaló que se le dio aviso inmediato al número de emergencia 911, sin embargo los bomberos tardaron en llegar aproximadamente una hora, por lo que consideró que de haber tenido una pronta respuesta el incendio no habría consumido la totalidad de la bodega.

Empleados no se quedarán sin trabajo

Como gerente de la bodega, José Daniel explicó que en el lugar trabajan diez personas de las cuales dos se dedican a repartir sus productos, por lo que no estaban al momento del siniestro, mientras que el resto logró ponerse a salvo apenas se dieron cuenta que el fuego estaba fuera de control.

Respecto a la situación laboral indicó que a pesar de que la bodega fue pérdida total, los empleados no se quedarán sin su fuente laboral y serán reubicados en otra oficina con la que cuenta la empresa, misma que tiene 14 bodegas de distribución en todo el país.

Finalmente explicó que la bodega y todo en su interior cuenta con un seguro y sus papales están en regla, aún y cuando en los últimos cuatro años que tiene instalados en esta bodega nunca habían tenido algún percance de ningún tipo.