Estudiantes de la preparatoria regional Simón Bolívar de la BUAP ubicada en Atlixco realizaron una marcha pacífica para exigir mejoras en el servicio médico que otorga el plantel, debido a que el 14 de febrero una estudiante falleció en la institución.

En el plantel las clases transcurrieron de manera normal y solo participaron en la marcha quienes no tenían actividades a esa hora o los que decidieron faltar, se sabe que no hubo ni amenazas ni intimidación por parte de la institución.

El bloque se conformó por cerca de 50 jóvenes entre los 15 y 19 años que caminaron desde la entra de la reja hasta el frente del edificio en donde los esperaba ya personal del plantel.

Otros alumnos desde sus salones tomaron algunas fotos y estuvieron pendientes del trato que se les daba a los manifestantes, pues, a los que llevaban las pancartas no les permitían grabar ni tomar fotos. 

Kimberly tenía 17 años y cursaba el cuarto semestre de prepa en el turno matutino, hoy sus compañeras hablaron por ella: “era 14 de febrero y yo no quería flores, solo que me dieran atención médica”, rezaba una de las pancartas que hoy mostraron en lo alto jóvenes estudiantes de la preparatoria regional Simón Bolívar. 

Otras pancartas señalaron la falta de respuesta por parte del instituto, solicitaron que se mejore el servicio médico al interior de la escuela y exigieron justicia para la joven originaria de Izúcar de Matamoros. “La autonomía universitaria no alcanza para servicio médico”, se podía leer en otra cartulina fluorescente. 

La hoy occisa Nelcy Kimberly Soriano Gutiérrez comenzó a sentirse mal la mañana del viernes 14 de febrero y pidió permiso para salir a la enfermería por un fuerte dolor de cabeza, espero a ser atendida, pero según un comunicado de la BUAP la enfermera estaba ausente con permiso vacacional, por lo que no le dieron la atención. 

Según testigos cuando comenzaron las convulsiones no supieron cómo actuar y finalmente la alumna falleció cerca de las 11 de la mañana en la ambulancia de bomberos de Atlixco, la cual tardó en llegar 40 minutos después al llamado de auxilio.