Un ex edil de Cuautinchan y un presidente auxiliar forman parte de un grupo que especula con predios en Tepeaca a partir del anuncio de una inversión millonaria por parte del grupo Cemex.

En las comunidades de Santa Cruz Ajajalpan y Concepción Pardiñas se disparó la especulación de la tierra hasta un 700 por ciento su valor.

Entre diciembre de 2019 y enero de 2020, pobladores de ambas comunidades denunciaron que el grupo se ha apropiado de 15 hectáreas, cantidad considerable si se compara que en décadas no se han vendido predios, pues son heredados de padres a hijos, según una nota de La Jornada de Oriente.

Integrantes del Grupo Cuautinchan AC revelaron que se compra una hectárea en 60 mil pesos, que después es fraccionada en 60 lotes, cada uno con un costo unitario de 80 mil pesos, lo que significa ganancias de 4.8 millones de pesos por cada mil metros, lo cual incrementa en 700 por ciento su precio real.

La compra de tierras la encabeza una persona de nombre Ángel, dedicado al desarrollo inmobiliario, en contubernio con el ex alcalde de Cuautinchan, el petista Amelio Flores Sánchez, hoy convertido en presidente auxiliar de Concepción Pardiñas, según los denunciantes.

Desde este encargo, algunos lugareños señalaron que Amelio ha facilitado el registro de vecindad a foráneos para adquirir tierras, y para continuar negociando a su favor con la empresa Cementos de México (Cemex).

Las personas entrevistadas señalaron que el tráfico de influencias también permitió el enriquecimiento de Amelio Flores, quien –dijeron– pasó de ser un médico veterinario de un pequeño pueblo a dueño de propiedades en Lomas de Angelópolis y San Luis Ajalpan, además de poseer camionetas de lujo y terrenos.