La planta armadora Audi de México en el municipio de San José Chiapa, recibió la certificación ISO 50001 por la manutención y mejora de un sistema de gestión de energía en una organización que a partir de este año funciona completamente con energía amigable con el medio ambiente.

La secretaria de Medio Ambiente, Beatriz Manrique Guevara, recordó que la creación de la Agencia de Energía para el Estado de Puebla busca incentivar la diversificación de medios de energía sustentables y que no afecten al medio ambiente.

"El gobierno estatal ha constituido ya la Agencia de Energía para el Estado de Puebla, con la intención de diversificar nuestra matriz energética e incrementar los esfuerzos que tengan que ver con energías renovables ", señaló la funcionaria estatal.

Expuso que el cambio climático ya ha tenido efectos en Puebla, lo que obliga a las autoridades a coordinarse con la iniciativa privada para generar fuentes de energía alternativas.

"Hay que reconocer que tenemos que adaptarnos a las circunstancias, reconocer que Puebla ha tenido un incremento de más de un grado en la temperatura en los últimos 40 años, medido y comprobado. Eso no es de catastrofista, eso se llama cambio climático y tenemos que ser capaces de reaccionar a eso", explicó la funcionaria

Por su parte Andreas Lehe, director de Audi México, señaló que durante 2019 reciclaron  90 por ciento de sus desechos, incluyendo los metales, lo que equivale a 39 mil toneladas métricas de residuos y  forma parte del programa para una producción libre de CO2.

La planta armadora Audi de San José Chiapa también se ha comprometido con programas de reforestación y creación de fosas de captación pluvial en la región de San José Ozumba, con la finalidad de reducir la erosión del suelo y proveer de agua a la vegetación.

"Otro proyecto consistió en plantar 100,000 árboles en San José Ozumba y cavar más de 25 mil fosas de captación pluvial, con más funciones como proporcionar agua a los árboles cercanos y reducir la erosión del suelo", explicó.

Recordó que durante 2019  lograron que la planta funcionara con 50 por ciento de energías verdes y se espera que para 2025 se llegue a una producción completamente amigable con el medio ambiente.