“No seré el portento de salud que otros pueden presumir, pero tengo la salud para gobernar (…) vivo en un nivel de plenitud absoluta”, dijo el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta.

En entrevista con el diario Intolerancia, el mandatario añadió que sus adversarios políticos lo han querido dañar con señalamientos relacionados con su salud pero están equivocados.

Barbosa reconoció también que Puebla enfrenta un gran problema de inseguridad y que, desde que asumió la titularidad del Poder Ejecutivo en agosto pasadolos índices delictivos se han reducido, sin embargo, recordó que la disminución de la criminalidad se ve opacada por la percepción sobre ésta.

Los índices delincuenciales han bajado, se subieron entre marzo y julio enormemente, pero a partir de que somos gobierno empezaron a bajar. Pero esa percepción de bajar, si ocurre un hecho cruento, desaparece, no lo toma en cuenta la gente, y tienen razón, señaló el mandatario durante la entrevista con el periodista Enrique Núñez, director de Intolerancia.