En cinco aulas móviles en un terreno baldío, sin agua, baños, drenaje, teléfono ni internet, se encuentra la Universidad del Bienestar Benito Juárez que el gobierno federal puso en marcha en el municipio poblano de Chiautzingo, lo que la ubica como las más rezagada del país.

La organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) indicó que de la treintena de universidades abiertas por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador en 2019, la de Puebla es además la cuarta con menor avance en la obtención de Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios (RVOE), ante la falta de infraestructura y docentes.

Ante ese panorama, la universidad de Chiautzingo aún no puede emitir títulos universitarios, según se resalta en el informe presentado este miércoles.

De manera general, MCCI detectó en su revisión que ninguno de los planteles cumple con el RVOE.

Cabe señalar que en Puebla también hay planteles en los municipios de Cuetzalan, Jopala y Zinacatepec.

Opera sin instalaciones adecuadas

La universidad que opera en Chiautzingo consta de cinco aulas móviles que fueron ubicadas en un terreno baldío, sin embargo no cuenta con baños, servicio de agua potable y drenaje, biblioteca, teléfono ni internet.

Actualmente la universidad cuenta dos docentes y 20 alumnos.

El inmueble se encuentra en un municipio con grado de marginación medio, aunque la intención de la creación de nuevas universidades del gobierno federal era que estuvieran en localidades con un alto grado de pobreza.

Por otra parte, el programa impulsado por López Obrador tenía el fin de acercar ofertas académicas en lugares en donde no las había, pero en el caso de Chiautzingo, la Universidad Tecnológica de Huejotzingo se encuentra a 20 minutos de distancia.

No tiene validez oficial

De 30 universidades evaluadas por la agrupación, la de Puebla es el que tiene el cuarto porcentaje más bajo de cumplimiento en la obtención del RVOE, con un 30.2 por ciento, cifra que sólo rebasa a los dos planteles que se encuentran en San Luis Potosí y del Estado de México.

La media nacional de cumplimiento es del 46.2 por ciento. Los estados con el avance más alto y que por ende rebasan ese porcentaje son ChiapasYucatán y Guerrero.

En cuanto a las características de infraestructura del plantel, el de Chiautzingo es el más rezagado, después destacan las universidades de Tlaxcala, San Luis Potosí, Zacatecas, el Estado de México y Oaxaca, mientras que las que tienen más avance se encuentran en Yucatán.

En el rubro de los servicios, la que se localiza en Puebla es la segunda más rezagada, después de la que se encuentra en el municipio de Pinos, Zacatecas. En el otro extremo, con el mayor avance destacan las del Estado de México y Yucatán.

De hecho, ninguno de los planteles revisados cuenta con un terreno propio, según se indica en el reporte.

“…los 30 planteles tienen sedes temporales que resultan inadecuadas para prestar servicios educativos de calidad; por ejemplo, un plantel se encuentra en un terreno baldío, cuatro se encuentran en un local comercial e, incluso, hay planteles que comparten sede con otras Universidades”, se indica.

En el plantel de Puebla únicamente se imparte la carrera de Ingeniería en Procesos Agroalimentarios y, según el reporte, se desconoce el lugar definitivo en el que se ubicará, pues sus instalaciones actuales son provisionales.