La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) solicitó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que el Congreso de Puebla deje de frenar los matrimonios igualitarios.

La petición se encuentra en una recomendación firmada el pasado 9 de enero por la presidenta de la comisión Rosario Piedra Ibarra.

Aunque el documento se centra en la inconstitucionalidad de acciones tomadas en el Congreso de Michoacán, en un apartado hace referencia a la situación de Puebla.

"Asimismo, se solicita a ese Máximo Tribunal vincule al Congreso del Estado Libre y Soberano de Puebla a que en lo futuro se abstenga de expedir normas que definan o aludan a la institución del matrimonio como una unión restrictiva para parejas de diferente sexo en esa entidad", especifica.

Apenas en octubre pasado los diputados locales de Puebla avalaron una modificación al Código Civil Para el Estado Libre y Soberano de Puebla, promovida por el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, en la que se vuelve a contemplar el matrimonio sólo entre un hombre y una mujer.

Anteriormente el texto decía que, “el matrimonio es un contrato civil, por el cual un sólo hombre y una sola mujer, se unen en sociedad para perpetuar la especie y ayudarse en la lucha por la existencia”.

La reforma del gobernador eliminó la expresión “perpetuar la especie”, pero conservó al matrimonio como un derecho exclusivo de parejas heterosexuales.

Cabe señalar que el cambio legislativo se aprobó aunque la Suprema Corte de Justicia de la Nación ya había determinado que era inconstitucional la restricción hacia las parejas del mismo sexo.