Con el fin de evitar desabasto de agua en los hogares durante la llamada temporada de estiaje, que inicia a partir del mes de febrero y culmina hasta el mes de mayo, Agua de Puebla para Todos invita a los usuarios a hacer un uso racional del vital líquido, cuidando su uso de manera responsable y sin desperdicios.

La temporada de estiaje, que significa el nivel de caudal mínimo que alcanzan los ríos, lagunas o mantos acuíferos, se manifiesta durante la época de mayor calor y es cuando se presenta la sequía, lo que afecta el abasto de agua, al disminuir los niveles freáticos o nivel de agua en los pozos, por lo cual, se deben disminuir los caudales de extracción de agua para preservar la fuente de abastecimiento que proporciona agua al valle de Puebla, la cual es una fuente subterránea extraída de pozos profundos.

De esta manera, al disminuir el volumen de extracción de los pozos, por la falta de lluvias, se disminuye en la misma proporción el volumen de agua que se dispone para el uso y consumo humano de la población, siendo los meses de abril y mayo los más críticos de esta temporada, cuando se presentan las temperaturas más altas, la cual concluye al iniciar las lluvias, cuando inicia la recarga de los acuíferos.

Por lo anterior, los ciudadanos podemos ayudar a tener menores impactos de la época de estiaje, incorporando en la vida cotidiana hábitos para un consumo responsable del agua, coadyuvando a disminuir los efectos del estiaje, al tomar medidas como:

Revisar periódicamente tuberías y conexiones donde se conduce el agua, tinacos y cisternas, para detectar y reparar posibles fugas en domicilio; reportar fugas externas.   

En el baño se usa cerca del 65% del agua de toda la casa; se deben tomar acciones que reduzcan su consumo, eliminando hábitos de desperdicio.

             

 Durante la ducha se desperdicia una cantidad importante de agua; se recomienda cerrar las llaves cuando se enjabona y que no duré el baño más de 10 minutos.

No dejar las llaves abiertas mientras te lavas las manos o los dientes, para ello puedes utilizar un vaso con agua para reducir el consumo.

Lavar el vehículo sólo con una cubeta de agua y una esponja, así ahorrarás aproximadamente 300 litros de agua.

Regar las plantas por la noche, ya que por la tarde el agua se evapora rápidamente.

Tomar éstas y otras medidas del cuidado y ahorro del agua, permitirá una mejor calidad de vida y dejar un mundo con este recurso vital, para las siguientes generaciones.

Para reportes de fugas, dudas o aclaraciones, comunicarse al Call center: 2 11 70 70, o en redes sociales: Twitter: @Agua de Puebla; Facebook: Agua de Puebla para Todos.