El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado de Puebla (ISSSTEP) informó que la noche del lunes 10 de febrero llevó a cabo el segundo trasplante renal del año para una mujer de 35 años, en el Hospital de Especialidades 5 de Mayo. 

Este procedimiento fue posible gracias a una donación cadavérica realizada de manera altruista en el Hospital General del Sur. 

La derechohabiente se encontraba en terapia sustitutiva de hemodiálisis desde el 2019; posterior al trasplante, permanecerá bajo vigilancia médica para garantizar el éxito del injerto y permitir con ello que tenga una mejor calidad de vida.