El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta aseguró que algunos amparos que transportistas presentaron para no cumplir con la modernización de sus unidades, no prosperaron pues fueron rechazados.

No obstante, aseguró que si los concesionarios ganan las demandas que presentaron, entonces su gobierno respetará la decisión de los tribunales. 

Mientras tanto, advirtió que una vez venza el plazo que se otorgó para la modernización del transporte, el próximo 12 de febrero, se iniciarán operativos de revisión y se sancionará a los incumplidos con la revocación de su concesión.

Los transportistas publicaron este miércoles un desplegado en el que aseguran que es imposible cumplir con modernizar sus unidades y con colocar dispositivos de seguridad pues no cuentan con el presupuesto suficiente.

La Unión de Transportistas de Puebla aseguró que es “una tarea imposible” cumplir con la modernización del transporte público porque no hay condiciones “tarifarias suficientes” y por el incumplimiento del gobierno en el  convenio de incremento a las tarifas.

A través de un desplegado la organización que agrupa a 54 rutas, señaló que no ha planteado alguna prórroga al plazo establecido para concluir la modernización de las unidades pues esa solución sería tanto como alargar la problemática.

Agregó que sus agremiados tienen dificultades económicas para cumplir con los lineamientos además de que la instalación de equipamiento de vigilancia aumentó de precio hasta 30 mil pesos.