La oposición en el Congreso de Puebla frenó reformas contra el maltrato animal por errores de redacción, en medio de críticas por no prohibirse las corridas de toros y la intención del gobernador Miguel Barbosa Huerta de rehabilitar “El Relicario”.
Diputados del PAN, PRI, PRD, MC y hasta de Morena se aliaron para regresar a comisiones el dictamen para que se corrija y se analice la prohibición de la llamada “fiesta brava” y los palenques.
El panista Raúl Espinosa Martínez se impuso en su papel de presidente de la Mesa Directiva y ordenó la devolución de la minuta de decreto, ya que en la votación se suscitó un empate de 14 votos a favor y en contra.
A pesar de los reclamos de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena, PT y PES), las reformas no se aprobaron y dieron lugar a un debate por las corridas de toros.
Oswaldo Jiménez López (del PAN) puso el tema a debate al calificar de incongruente que los legisladores obradoristas defiendan a perros y gatos, pero ignoren a los toros y los gallos.
Criticó que en discursos y en campaña los diputados de la “4T” promovieron prohibir la “fiesta brava” y ahora hasta aplauden la propuesta de Barbosa Huerta.

Emilio Maurer Espinosa (de Morena) salió en defensa de la remodelación de la plaza de toros al afirmar que esto atraerá turismo e inversiones.
Incluso aseguró que los toros de lidia y los gallos de pelea “son hechos especialmente” para estos espectáculos, por lo que aplaudió la intención del gobernador de reactivar la difusión de estos eventos.

La polémica reforma

La reforma que provocó la discusión consistía en modificar la Ley de Bienestar Animal para garantizar que las mascotas no sufran maltrato por parte de sus dueños.

Sin embargo, en ella se pretendía facultar a la Secretaría de Salud para que pudiera visitar los domicilios para cerciorarse de que los animales se encuentren en adecuadas condiciones sanitarias y alimenticias.

La priísta Rocío García Olmedo advirtió que esto podría considerarse inconstitucional, por lo que pidió eliminar la medida, además de que señaló errores de redacción y sintaxis en el dictamen, así que sumado al debate por las corridas de toros, al final se optó por regresar la iniciativa a comisiones.

Prohíben mutilaciones

En otro punto de la sesión, se aprobó prohibir las mutilaciones en animales con fines estéticos, ya que ahora será considerado maltrato animal.

Con 36 votos a favor y una abstención se determinó que serán multados con más de 100 mil pesos los ciudadanos que corten las orejas o cola de sus perros o gatos.