El PRI ofreció al Movimiento Antorchista ser aliados otra vez luego de que la organización fracasó en su intento por convertirse en partido político en Puebla.

El secretario nacional de Acción Electoral del tricolor, Javier Casique Zárate, propuso de cara a las elecciones de 2021 retomar la alianza que por décadas tuvieron los antorchistas y priístas.

En entrevista señaló que Antorcha “sigue teniendo las puertas abiertas” en el PRI y “siempre las tendrá”, sin importar si es una fuerza política o no.

El también coordinador de la bancada priísta en el Congreso del estado calificó al Movimiento Antorchista como una organización con “profesionalismo”, por lo que se dijo agradecido del apoyo que históricamente dio al PRI.

Incluso presumió que la agrupación tiene “mucho compromiso” social y por ello dijo que siempre tendrá el “reconocimiento” del tricolor.

Aunque dijo desconocer la situación legal de Antorcha, insistió en que obtenga o no el registro como partido podrá volver al PRI.

Por lo anterior, aseguró que el diputado antorchista Nibardo Hernández Sánchez continuará en la bancada priísta como vicecoordinador.

Aunque Casique Zárate destaca por sus inasistencias en el Congreso local debido a su cargo en la dirigencia nacional del PRI, descartó abandonar su curul o dejar la coordinación parlamentaria.

Antorcha insiste en ser partido

En medio de la invitación para construir de nuevo una alianza con el PRI, el Movimiento Antorchista Poblano (MAP) presentó su carta de intención para convertirse en nuevo partido político local a pesar de ser vetado por el Instituto Electoral del Estado (IEE).

La tarde de este viernes el dirigente de la agrupación, Juan Manuel Celis Aguirre, entregó en la Oficialía de Partes del instituto el oficio con el cual ratificó la pretensión de fundar su partido aunque el miércoles el organismo declaró ilegal su participación.