Representantes del sector empresarial en Puebla aplaudieron el retorno del programa de fotomultas, pero criticaron su falta de transparencia en la colocación de los radares, según lo plantearon durante la Mesa Empresarial con Vicky Fuentes, a través de e-consulta.

Así lo expusieron el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Ignacio Alarcón Rodríguez PachecoRafael Herrera Vélez, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Puebla (Canaco) y Gabriel Covarrubias Lomelí, de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

"Sí estamos de acuerdo en apoyar este tipo de medidas, pero en el tema de las cámaras ocultas no puede ser; debemos transparentar dónde están las cámaras, tenemos que enseñar a la gente que va a haber multas pero tenemos que decirle dónde hay que cuidarse", consideró el presidente del CCE.

El representante de la Canaco destacó que es importante la transparencia en estos proyectos pero también una campaña de comunicación y sensibilización hacia los automovilistas y peatones, para que no se sientan agredidos con las medidas del gobierno en temas de movilidad.

"Es bueno el proyecto, lo malo es el tema de la transparencia y que no te dicen en dónde; que no hay una campaña de comunicación para que la gente no se sienta agredida; no hay comunicación, no hay educación", consideró Rafael Herrera Vélez.

El gobierno estatal anunció que será en abril cuando en Puebla se reanude la operación de las fotomultas, una vez que concluya el cobro del Control Vehicular. La ubicación de los radares no se dará a conocer a fin de que los automovilistas no los esquiven.

La empresa Intecproof –ganadora de la licitación- deberá monitorear la velocidad de los automóviles y emitir las infracciones, por medio de 157 radares que deberán aplicar unas 380 mil multas al mes.

Municipios tolerantes con descargas ilegales en el Atoyac

Sobre la contaminación del río Atoyac por las empresas instaladas a lo largo de su trayecto, específicamente las textileras, consideraron que sí hay responsabilidad pero sobretodo de aquellas que están al margen de la ley.

"Hay muchas maquiladoras que están al margen, que no tienen planta de tratamiento, que no tienen un proceso y venden aquí en Puebla. Sería tan fácil seguir el rastro a todo eso, pero la autoridad seguramente recibe algo", señaló Herrera Vélez.

El presidente de Canacintra consideró que no solamente se trata de un problema de contaminación realizado por la industria textil sino de municipios cercanos al río Atoyac que lo usan para descargar sus residuos, por lo que estos gobiernos también son responsables.

Sobre el conflicto en el municipio de Juan C. Bonilla en donde vecinos se oponen a las descargas industriales al río Metlapanapa, el presidente del CCE consideró que la Cámara de la Industria Textil Puebla-Tlaxcala busca avanzar en medidas que prevengan la contaminación del agua.

Seguridad y ambulantaje, prioridad

Rafael Herrera Vélez consideró que  “la primera obligación que tiene cualquier gobierno es brindar seguridad. Entonces es bueno que las autoridades de los diferentes órdenes de gobierno estén atentos a lo que está pasando; la verdad es que la inseguridad inhibe el desarrollo económico".

"Nosotros vemos un Ayuntamiento (de Puebla) que según es de izquierda y abona hacia la economía informal. Yo creo que eso es favorecer la pobreza, favorecer los cacicazgos, favorecer líderes que no van a ayudar a hacer nada", destacó.

Gabriel Covarrubias señaló que hay un sector industrial en Puebla que se encuentra agraviado por la inseguridad en carreteras y porque muchos de sus choferes han sido víctimas de la delincuencia. Las propias empresas han tenido que adoptar estrategias contra los asaltos.