Las impugnaciones contra decisiones de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ)  de Morena y la invalidación de la reunión del Consejo Nacional Extraordinario, son algunos de los casos que atiende el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) a horas de que ese partido realice su Congreso Nacional.

Los morenistas están citados a su Congreso para destrabar el proceso de elección de la nueva dirigencia, que fue cancelado por el tribunal debido a la falta de un padrón confiable, según el diario Reforma.

Desde que Morena nació como partido en 2013 hasta la fecha, tanto la Sala Superior como las cinco Salas Regionales han revisado 391 medios de impugnación en los que la Comisión de Honestidad y Justicia dirigida por Héctor Díaz Polanco figura como autoridad responsable del acto reclamado. Entre 2013 y 2017 fueron 116 quejas; en 2018, 140, y en 2019, 135.

Se trata de juicios de protección de los derechos político-electorales del ciudadano y juicios electorales presentados por dirigentes nacionales y locales, legisladores y militantes de a pie.

El TEPJF  también invalidó la reunión del Consejo Nacional Extraordinario de Morena del 30 de noviembre porque no pudo validar el quórum que citó al Congreso de hoy.

La dirigencia de Morena está dividida en dos grupos de poder representados por Yeidckol Polevnsky y Bertha Luján. Con una hegemonía en el Comité Ejecutivo Nacional, Polevnsky controla los recursos del partido, vía la Secretaría de Finanzas, así como el padrón de militantes, a través de Leonel Godoy, Secretario de Organización. A su vez, Luján ejerce influencia en los Consejos Estatales y en la mayoría de los integrantes del Congreso Nacional, máxima autoridad del partido