Puebla registró 28 muertes maternas en 2019, de las cuales siete se contabilizaron en los primeros cuatro meses del gobierno de Miguel Barbosa Huerta, de agosto a diciembre del año pasado.


Así lo reveló Jorge Humberto Uribe Téllez, titular de la Secretaría de Salud del estado al comparecer este viernes en el Congreso del estado.

Ante diputados de la Comisión de Salud, dio a conocer que el estado redujo los casos en un 7 por ciento con respecto al 2018, año en que sumaron 30 muertes maternas.

En 2017 sumaron 32 casos y en 2016 se llegó al máximo histórico de 45, de acuerdo con el registro de la Dirección de Epidemiología de la Secretaría de Salud federal.

Descartan desabasto

Al responder los cuestionamientos de los diputados, Uribe Téllez rechazó desabasto de medicamentos en los hospitales a cargo del estado.

En el caso de las mujeres con cáncer que protestaron en la mañana en el Hospital General del Norte, sostuvo que ya fueron atendidas y sus tratamientos están garantizados.

Refirió que en aquel nosocomio se atienden 640 mujeres con este padecimiento y afirmó que solo con algunas hubo dificultades para que recibieran las medicinas.

En lo que respecta a la operación del Instituto Nacional para el Bienestar (Insabi), afirmó que dará atención a todas las personas que estaban afiliadas al Seguro Popular.

Con esto desestimó las quejas contra el nuevo programa federal y reiteró que a finales de año funcionará al cien por ciento, como lo ha prometido el presidente.

El funcionario recriminó que ha habido “desinformación” y “confusión” entre la ciudadanía debido a que el Insabi ha generado una “transformación” de fondo en el sector salud.