La Organización Mundial de la Salud informó que el brote de coronavirus que surgió en China es de un alto riesgo regional, pero precisó que aún no es una emergencia mundial.

El comité de emergencia de la Organización Mundial de la Salud indicó que aún es demasiado pronto para declarar una emergencia mundial, pero no ocultaron la gravedad de la situación.

“No se equivoquen. Esta es una emergencia en China, pero aún no se ha convertido en una emergencia sanitaria mundial. La evaluación de riesgos de la OMS es que el brote es un riesgo muy alto en China y un alto riesgo a nivel regional y mundial”.

La semana pasada, científicos chinos anunciaron que habían descubierto una nueva cepa de un virus del tipo del que produce el síndrome respiratorio agudo y grave, enfermedad conocida como SARS.

Los científicos chinos aseguran que hasta el momento el virus ha provocado la muerte de 17 personas y precisaron que se transmite de humano a humano.

La Organización Mundial de la Salud señaló que lo más probable es que la fuente original del virus sea animal y que las transmisiones de humano a humano son limitadas.

“La fuente primaria más probable, algunas transmisiones limitadas de humano a humano, que ocurren por contactos muy próximos”.

Los síntomas de la enfermedad son fiebre y fatiga. Los médicos recomiendan que para prevenir el contagio se utilicen mascarillas, pañuelos y lavarse las manos varias veces al día.