Kemba Walker por fin consiguió ganarle a Lebrón James. El base de los Celtics no le había ganado ningún partido a Lebrón, llevaba un registro de 28 derrotas y ninguna victoria en nueve temporadas. Los Celtics ganaron 139-107 Lakers

Walker y Lebrón se vieron las caras en el clásico Celtics contra Lakers, en un partido que daba mucho de qué hablar, la historia de los equipos y la rivalidad. Además de que Walker jugaría para una escuadra mejor armada, en puestos de playoffs, contra su kryptonita Lebrón James.

El partido fue dominado por los Celtics, porque generaron más juego y hasta tres de sus jugadores obtuvieron más de 20 puntos. Walker logró 20 puntos/7 asistencias.

Tatum fue el más notable de la noche, con 27 puntos/5 rebotes y Brown consiguió 20 puntos/6 pases. Hayward consiguió 16 puntos y Kanter 18 puntos/11 rebotes, y ayudaron con dobles dígitos.

En los Lakers parecía que nadie quería jugar, excepto Lebrón James, que fue el más sobresalientes con un doble de 15 puntos/13 rebotes, y Mcgee que aportó 18 puntos.