La presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, dijo que no le preocupa la adhesión de dos integrantes del Cabildo al grupo de regidores críticos de su gestión, conocido como G5 y señaló que ella está enfocada en el buen desempeño de su cargo.

La alcaldesa capitalina rechazó una intención de perjudicar a ese grupo de regidores, con la presunta solicitud de la renuncia de los empleados municipales a su cargo, como lo acusaron la semana pasada. Por el contrario, indicó que se pondrá en marcha un programa de mejora de la administración municipal. 

“No me preocupa más que la gente tenga la convicción de hacer lo propio por su país, por su estado, por su ciudad, eso sí sería preocupante”, respondió la alcaldesa al ser cuestionada sobre el tema.