Panistas formaron un bloque contra la presidenta del partido en Puebla, Genoveva Huerta Villegas, a quien pretenden denunciar por despidos injustificados y violencia política de género, por lo que exigieron la intervención de la dirigencia nacional.

El frente lo integran la excandidata a la gubernatura, Ana Teresa Aranda Orozco; la diputada local Mónica Rodríguez Della Vecchia; la regidora Augusta Díaz de Rivera y la secretaria General del partido en la capital, Guadalupe Arrubarrena García.

También el dirigente del PAN en la capital, Jesús Zaldívar Benavides; su esposa, Amparo Acuña Figueroa, exsecretaria de Promoción Política de la Mujer en la dirigencia estatal, y su secretaria particular, María del Carmen Blanco Navarro.

En rueda de prensa este domingo todos acusaron a la presidenta del Comité directivo Estatal (CDE) de incurrir en violencia política al removerlas de sus funciones de forma injustificada, mediante humillaciones y actos de intimidación.

 

Los despidos

Rodríguez Della Vecchia reclamó que fue destituida de la coordinación del PAN en el Congreso del estado sin explicaciones y con el argumento de que se requiere de alguien “con mayor capacidad” para liderar la fracción de cara a las elecciones de 2021.

Al ser remplazada por Oswaldo Jiménez López, sobrino del exgobernador Antonio Gali Fayad, a exdiputada federal se dijo menospreciada por su condición de mujer.

A la vez acusó que la dirigente está polarizando “de forma innecesaria” al PAN porque busca colocar a sus “incondicionales” en áreas clave, para controlar al partido con miras a los próximos comicios.

Acuña Amaro denunció que fue removida de la Secretaría de Promoción Política de la Mujer el pasado 7 de enero solo “por ser esposa” de Zaldívar Benavides, con quien Huerta Villegas ha tenido diferencias, sin embargo, sostuvo que la dirigente carece de facultades para quitarle el cargo, ya que le fue dado por el Consejo Estatal.

Blanco Navarro, a su vez señaló que el 10 de enero le prohibieron la entrada a su oficina, luego del despido de su jefa directa y, cuando por fin la dejaron pasar, estuvo vigilada por un policía y personal del CDE, lo cual calificó de “indignante y denigrante”.

 

Advierten denuncias

Tras estos hechos Zaldívar Benavides advirtió que las agraviadas podrían denunciar ante la Comisión Nacional de Justicia del PAN, así como en tribunales federales, tanto los despidos injustificados, como la violencia política.

Aranda Orozco señaló que “todos los caminos legales están contemplados”, por lo que amagó con demandas ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y juzgados civiles en materia laboral.

Con la amenaza de que “no van a parar” hasta encontrar justicia, la excandidata independiente exigió a Huerta Villegas recular desde ahora y devolver los nombramientos a las panistas.

 

Exigen intervención del CEN

Rodríguez Della Vecchia anunció que se pidió la intervención del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) para que revise la legalidad de las decisiones de la dirigente estatal y las invalide a la brevedad.

En tanto no haya respuesta de la dirigencia nacional, sostuvo que continuará como coordinara de la fracción panista en el Congreso, pues insistió en que el nombramiento de Jiménez López es ilegítimo en tanto no se firme un acuerdo entre los cuatro integrantes de la bancada, como marca la Ley Orgánica del Poder Legislativo.

La también esposa del exdiputado local Pablo Rodríguez Regordosa advirtió que estos conflictos pueden fracturar al partido de cara a las elecciones del próximo año, donde el PAN “tiene todo para ganar”.

Por ello Aranda Orozco urgió a Huerta Villegas a tomar “un buen juicio” y no romper la unidad del blanquiazul, al tiempo de descartar que se esté buscando destituirla de la presidencia del CDE.

 

CDE pide negociar

En respuesta a los señalamientos el CDE se dijo dispuesto escuchar a las inconformes para generar “consensos”.

“El Comité Directivo Estatal (CDE) del PAN extiende la mano para atender las inquietudes de su militancia y reitera el interés por establecer consensos que fortalezcan nuestra institucionalidad”, se indicó en un comunicado.

“La dirigencia estatal escucha con interés las declaraciones que este domingo realizó un grupo de mujeres panistas, a quienes reiteramos nuestro respeto y nuestras más altas consideraciones. Para con ellas y todos los panistas de la entidad refrendamos que este comité tiene y tendrá las puertas abiertas para todas las personas que deseen trabajar por la unidad y la cohesión partidista”, afirmó el pronunciamiento.

Foto: Agencia Enfoque