Durante el cierre de 2019, dos de cada 10 personas que viven en la ciudad de Puebla, sufrieron acoso o violencia sexual en la vía pública, de acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) de diciembre del año pasado.

De 1.6 millones de personas mayores de 18 años que fueron consultadas al respecto, 379 mil 672, que equivalen al 23.7 por ciento del total de encuestados, dijeron sentirse agredidos de forma sexual.

Puebla es la ciudad del país con la percepción de inseguridad más alta, pues el 92.7 por ciento de sus habitantes la consideran como un lugar inseguro para vivir, de acuerdo con los resultados de la encuesta que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi)

Esta es la primera vez que la Angelópolis se coloca en la primera posición a nivel nacional, aunque el porcentaje más alto de percepción de inseguridad en la capital se registró en diciembre de 2018, cuando este se ubicó en 93.4 por ciento.

A los casos de acoso sexual en las calles de la ciudad debe sumarse un aumento en violaciones sexuales reportadas entre enero y noviembre de 2015 y el mismo periodo de 2019.

Las cifras oficiales muestran un incremento en casos de violaciones sexuales a menores de edad, que pasaron de 49 a 163, lo que se traduce en 144 denuncias más que representan 233 por ciento de incremento.

En tanto, las denuncias atendidas por las autoridades por violación simple crecieron 95 por ciento, al pasar de 93 a 181 en el mismo periodo de análisis.

Percepción es creada por los medios de comunicación: Rivera

Cuestionada sobre los resultados de la ENSU, la presidenta municipal Claudia Rivera Vivanco señaló que las cifras obedecen, en una parte al atestiguamiento de delitos por parte de los ciudadanos, pero consideró que mayoritariamente, a la percepción que generan los medios de comunicación, con las noticias que difunden.

La alcaldesa aseguró que la percepción de inseguridad no corresponde con las cifras oficiales, las cuales, aseguró, muestran una baja durante el año y tres meses que ya transcurrieron de su gestión.