En Toledo, España, un hombre protagonizó un donoso hecho luego de que estrellara su camioneta con el altar de la parroquia de San Juan Sonseca. Cuando se le cuestionó sobre el acto, argumentó que se encontraba poseído y que buscaba ayuda desesperada en dicho templo.

El incidente ocurrió el pasado 10 de enero por la madrugada. Debido a que la iglesia estaba cerrada, el hombre irrumpió con su vehículo para romper las puertas y lograr entrar. Señaló que necesitaba ingresar a la iglesia, pues era a única forma de estar a salvo de los demonios.

Medios locales informaron que el hombre, de 33 años de edad, es un vecino del pueblo. Ahora enfrentará cargos por dañar el patrimonio cultural.

Foto: Captura de pantalla de YouTube