El senador Alejandro Armenta Mier sugirió a la alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, utilizar el sentido común y corregir los errores de su administración, ante las críticas que hace la ciudadanía y los sectores productivos.

En rueda de prensa el legislador consideró que al ayuntamiento le ha faltado estrategia para comunicar sus acciones y por eso han sido malentendidas.

Esto en referencia a los reclamos por la colocación de bolardos y macetas en varios puntos del Centro Histórico que, a decir de automovilistas, obstaculizan el tránsito.

El senador sugirió escuchar a los ciudadanos y ser sensible ante sus demandas, pues advirtió que los errores de los gobiernos afectan a los partidos que representan.

“Hay que escuchar a la población, hay que tener sensibilidad; la única forma en la que podemos ayudar a nuestro partido Morena será con nuestro trabajo, y con nuestros resultados", apuntó.

Por ello recomendó también tener una mejor relación con la población, explicando los beneficios de las decisiones del gobierno, a fin de que los reclamos no sean por falta de información.

“La alcaldesa debe evidenciar las decisiones y las acciones que ha ejecutado durante su administración, ya que es la única forma de la ciudadanía tenga certeza de los avances y las deficiencias que existen en la administración municipal”, refirió.

Al enfatizar que ya culminó el periodo de aprendizaje para los gobiernos municipales, el legislador aseveró que es necesario que Rivera Vivanco corrija el rumbo en la segunda mitad que resta de su gestión, o habría represalias para Morena en la elección de 2021.

Cuesta 166 mp su doctorado

En otro tema, Armenta Mier informó que el doctorado en Administración Pública que cursa con cargo al erario cuesta 166 mil 320 pesos al año.

La mitad, 81 mil 160 pesos, los cubre el Senado de la República y el resto lo paga con su salario, por medio de descuentos que le realizan mensualmente.

Señaló que el curso tiene una duración de dos años, pero podría extenderse a dos y medio o incluso a tres, ya que a veces las clases se suspenden por la agenda de los legisladores.

El curso lo toma los miércoles en el Instituto Nacional de Administración Pública, debido a que aprovechó el beneficio que otorga el Senado de la República para que los legisladores y el personal se capaciten.

Foto: Agencia Enfoque