Los bici estacionamientos instalados en calles del Centro Histórico de Puebla han causado molestias a cientos de automovilistas que cuestionan la reducción de carriles en calles de alto tráfico vehicular pero para expertos en urbanismo la idea es buena aunque reconocen que hubo falta de planeación y concientización.

Para entender el lugar y utilidad que tienen los bici estacionamientos en el Centro Histórico, el urbanista y consultor de movilidad activa, Giovanni Zayas, explicó en entrevista para e-consulta que su colocación es algo inevitable y es un paso más hacia un proyecto de movilidad no motorizada que se está buscando en muchas ciudades del mundo.

Sin embargo reconoció que aún faltan otras medidas como la reducción del tránsito vehicular en el primer cuadro de la ciudad y desincentivar el uso del automóvil para lo que hacen falta políticas públicas pero principalmente, infraestructura.

"El espacio en la calle está muy limitado, sobre todo en el Centro Histórico; son calles que no fueron planeadas para el auto particular. Es un error que se comete constantemente cuando se dice que las calles no fueron planeadas para andar en bicicleta, pero la traza de la ciudad tampoco fue planeada para la cantidad de autos que hay", explicó.

El urbanista agregó que antes de abordar un proyecto de peatonalización es necesario hacer diversos estudios, por lo que también justificó la instalación de bolardos en algunas calles como la 3 Norte y 10 Poniente, pues explicó que más allá de reducir carriles, son la antesala para la recuperación de espacios permanentes para el peatón.

Consideró que hace falta una campaña de socialización e infraestructura por parte de las autoridades, pero por parte de los automovilistas también falta cultura vial, ya que la instalación de los bici estacionamientos generó críticas, pero nadie crítica las calles donde está permitido que los vehículos ocupen un carril para estacionarse.

"Hay zonas en el Centro Histórico donde de repente se tienen dos carriles y se reducen a uno porque hay una hilera de autos estacionados, y ahí no hemos visto ningún cuestionamiento (…) es incluso una manera más ineficiente de destinar el espacio público", consideró.

Diseño y ubicación son adecuados, pero hacen falta más

Respecto al diseño y ubicación de los tubos que fueron colocados para aparcar las bicicletas, Giovanni Zayas explicó que están correctamente instalados pues no son invasivos, considerando el espacio que ocupan respecto al que necesita un automóvil para estacionarse.

Dijo que el rechazo a esta infraestructura se da porque no hay una estrategia que incentive el uso de medios de transporte no motorizados, lo cual va desde los estacionamientos para bicicletas hasta zonas de contraflujo y de tránsito calmado, que permitan a ciclistas y peatones transitar de forma más segura.

"Necesitan mucho más, debe ser parte de una estrategia integral de apoyo al uso de la bicicleta. Los estacionamientos son necesarios pero también se necesitan zonas de tránsito calmado, ciclovías combinadas, carriles de contraflujo y proporcionar a los ciclistas la posibilidad de ir de forma segura por todo el Centro Histórico", puntualizó.

Además de abundar en que el número de ciclistas en Puebla hace que la cantidad de estos estacionamientos sean insuficientes, explicó que el diseño de "U" invertida es el que urbanísticamente hablando está correctamente aceptado y resulta ser el más seguro para el aseguramiento de las bicicletas, aunque es responsabilidad del dueño usar cadenas y candados de calidad ante la imparable delincuencia.

"Ese diseño que están poniendo de la 'U' invertida sí es el más seguro en cuanto a infraestructura se refiere. De todas maneras, hay que amarrar la bicicleta y por eso es que la 'U' invertida ayuda a hacerlo, asegurando el cuadro de la bicicleta y la llanta delantera", mencionó.

Los bici estacionamientos

Uno de los primeros bici estacionamientos colocados en el primer cuadro de la ciudad está en la esquina de la 4 Poniente y la 5 Norte, justo en una vialidad donde existe una ciclovía y que resalta por no estar precisamente muy cerca del zócalo.

Su colocación causó críticas por parte de los automovilistas, quienes ya eran "afectados" por la existencia de una ciclovía y ahora por la de este estacionamiento, situación que reduce ese cruce sobre la 4 Poniente a un solo carril, provocando un cuello de botella.

Foto: Agencia Enfoque