En materia de licitaciones públicas, la administración estatal de Puebla tiene un doble rasero. Transparenta aquellas, con techos presupuestales bajos, pero mantiene en la opacidad los grandes concursos, como los del arrendamiento de mil patrullas de seguridad pública, o los del emplacamiento vehicular y elaboración de la tarjeta de circulación.

De las licitaciones convocadas por la Secretaría de Administración, unas se publican en el portal del gobierno del estado licitaciones.puebla.gob.mx y otras en www.gob.mx/compranet.

En el primero el gobierno de Miguel Barbosa ha difundido todas las convocatorias, pero en este sitio no es posible consultar el desarrollo de los concursos, como sí es posible hacerlo en Compranet. 

El desarrollo de los concursos consta de etapas como las propuestas técnicas y económicas, así como la junta de aclaraciones, en donde las empresas participantes discuten las dudas que tienen sobre el bien que quieren ofertar o el servicio que desean prestar, así como el fallo.  

No transparentan procedimiento 

Un caso ocurrió con la licitación GESAL-010-541/2019 que de lanzó en octubre a fin de contratar seguros para proteger los bienes de la administración estatal, como el parque vehicular, las aeronaves, los inmuebles, la vida de los empleados y las áreas de seguridad pública.

La convocatoria fue publicada en el portal licitaciones.puebla.gob.mx pero no en Compranet, por lo que no fue posible conocer el desarrollo del procedimiento y a la fecha tampoco se conoce el resultado del concurso. 

Otro caso relevante fue la licitación para la renta de mil patrullas que la administración estatal contrató con la empresa Lumo Financiera, por 1 mil 387 millones de pesos, pues el fallo fue filtrado a e-consulta por fuentes gubernamentales y posteriormente confirmado por el gobernador. 

Una parte del desahogo del concurso se encuentra en el portal de transparencia de la Secretaría de Seguridad Pública, pero no etapas como la presentación de las propuestas económicas y técnicas ni la junta de aclaraciones. 

Otro caso es la licitación GESAL-054-815/2019 para contratar a la empresa que se encargará de proveer placas vehiculares, pues el desahogo del concurso se transmitió por YouTube pero no el fallo y a la fecha no se conoce qué empresa resultó ganadora ni por qué monto, pese a que el procedimiento concluyó la semana pasada. 

En el procedimiento participan las firmas Formas Inteligentes S.A. de C.V., Grupo Industrial DLV y Placas y Señalamientos Mexicanos S.A. de C.V.

Lo mismo ocurrió con la licitación GESAL-053824/2019 para operar las fotomultas en Puebla, pues casi todo el procedimiento fue transmitido por YouTube pero no el fallo y solamente se indicó que este sería dado a conocer a las empresas participantes a través de correo electrónico. 

Según se indicó en las transmisiones, la empresa Interpruf S.A. de C.V., fue la única que cumplió con los requisitos que planteó la administración estatal. Su propuesta económica ascendió a 21.4 millones de pesos. El fallo no se dio a conocer. 

¿Qué sí se ha dado a conocer?

Entre los principales procedimientos que sí se han transparentado en Compranet, destaca el referente a la compra de medicamentos por un monto de 10 millones de pesos

Otros concursos que se suben a Compranet son los que tienen que ver con la aplicación de recursos federales, como la atención a comedores escolares y la adquisición de tarjetas de despensa.