Luego de que Alejandra Guzmán se convirtiera en el blanco de las críticas por su cambio físico en el rostro, el que no dudó en señalar que está en contra de todos los procedimientos a los que se ha sometido la cantante es su padre, Don Enrique Guzmán.

El intérprete de “Payasito” reveló que, aunque intento convencer a Ale de no realizarse más cirugías, no logró detenerla, por lo que responsabiliza a su madre, la primera actriz Silvia Pinal, de heredarle ese gusto.

“La parte Pinal de Alejandra es amor por el bisturí, no hay forma de decirle que no lo necesita, se lo he dicho en el modo que tú me pidas, ya le dije y no, le encanta la fiesta, ¿qué puedo hacer?, es la parte Pinal de mi hija y yo no puedo hacer nada”, dijo el artista en entrevista para Imagen Televisión.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Alejandra Guzmán (@laguzmanmx) el

De la misma manera, Don Enrique destacó que además de empeorar su apariencia, lo que le preocupa es la salud de su hija, tal como sucedió en 2009 con el procedimiento de aumento de glúteos mal practicado que la ha llevado al quirófano por varias ocasiones en todos estos años.

Alejandra y su madre son hijas del bisturí, que barbaridad, les encanta, ‘¿qué me puedo arreglar de aquí, que no tenga acá?, un pellizquito’, eso es muy Pinal, desgraciadamente. Por querer tener más redonditas las nalgas, son tropiezos que tiene la gente, lleva veintitantas operaciones. Bueno ya aprendió, pero ahora se jala aquí, es un mal Pinal, perdón Silvia, lo siento mucho, pero les encanta el cuchillito y no se les va a quitar”, remató.

Foto Instagram / Alejandra Guzmán