A los 61 años la cantante sueca Marie Fredriksson, la voz de Roxete, murió el lunes después de una batalla de 17 años contra el cáncer, según confirmó su mánager, Marie Dimberg.

“Con gran tristeza debemos anunciar que una de nuestras más grandes y queridas artistas ha fallecido. Marie Fredriksson murió en la mañana del 9 de diciembre”, informó Dimberg en un comunicado de prensa.

Marie tuvo una exitosa carrera en Suecia antes de unirse a Per Gessle y formar Roxette, con el que alcanzó la fama mundial.

Per Gessle le dedicó unas palabras a su compañera de dúo a través de su cuenta de Twitter: “El tiempo pasa tan rápido. No hace tanto tiempo que pasamos días y noches en mi pequeño apartamento compartiendo sueños imposibles. ¡Y qué sueño llegamos a compartir! Me siento honrado de haber conocido tu talento y generosidad. Todo mi amor va para ti y tu familia. Las cosas jamás volverán a ser igual”.

El primer single del dúo fue “The Look”, con el que se colocaron en la lista Billboard Hot 100 de Estados Unidos en 1989.

Además, “It Must Have Been Love” se convirtió en un gran éxito después de aparecer en la banda sonora de la comedia romántica de 1990 “Pretty Woman”, protagonizada por Richard Gere y Julia Roberts.

En 2002 la artista fue diagnosticada con un tumor cerebral, del cual se recuperó luego de un tratamiento agresivo. Para 2016, los médicos le habían aconsejado a Fredriksson que dejara de viajar para priorizar su salud.

“Marie nos deja un gran legado musical. Su increíble voz, tanto fuerte como sensible, y sus actuaciones en vivo mágicas serán recordadas por todos los que tuvimos la suerte de presenciarlas”, dijo Dimberg Jernberg Management en un comunicado.

“Pero también recordamos a una persona maravillosa con un gran apetito por la vida, y una mujer con un gran corazón que se preocupaba por todos los que conocía”, agregó.

Foto captura de pantalla Twitter