El hombre cuyo cuerpo embolsado fue hallado a la entrada de San Andrés Azumiatla, murió asfixiado y luego de haber recibido varios golpes.

Las indagatorias señalan que a pesar de la vapuleada que recibió, la causa de muerte del hombre de cerca de 35 años de edad, fue asfixia mecánica por sofocación ya que dentro de la boca se le halló un trapo, además de que el rostro le fue cubierto con cinta adhesiva.

Su cuerpo fue hallado a mañana del 1 de diciembre debajo del puente del Río Atoyac y la avenida 11 Sur en la entrada de la junta auxiliar de San Andrés Azumiatla, perteneciente al municipio de Puebla.

Todo lo anterior ha reforzado las sospechas de las autoridades ministeriales respecto a que todo se trató de un ajuste de cuentas entre bandas delictivas.

Hasta ahora, el cuerpo sigue en la morgue en espera de que alguien llegue a identificarlo pues al momento continúa en calidad de desconocido.

Fue el pasado 1 de diciembre cuando transeúntes descubrieron el cuerpo embolsado, dando aviso al 911, por lo que policías municipales, estatales, ministeriales y paramédicos se trasladaron al lugar, donde al confirmar que se trataba de un cuerpo humano, acordonaron la zona.

Al concluir con las diligencias en el lugar, elementos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) ordenaron el traslado del cuerpo al Servicio Médico Forense, así tal y como fue hallado, conociéndose posteriormente que se trataba de un hombre.

En tanto, la Fiscalía de Puebla continúa con diversas investigaciones sobre el caso.

Foto Alberto Montero