Familiares y amigos dieron el último adiós a Dalia S.V., de 27 años de edad, la joven asesinada presuntamente por su ex pareja sentimental en la colonia San José Los Cerritos de San Pablo Xochimehuacán, el fin de semana.

Entre rezos y flores, el ataúd de Dalia o “Chaparrita”, como sus conocidos le decían de cariño, salió de su casa para luego ser llevado a misa en una iglesia de la zona.

Después del oficio religioso, el cuerpo de la víctima fue llevado al panteón en la junta auxiliar de San Sebastián de Aparicio, donde los deudos pidieron por el eterno descanso de la joven madre, hija y hermana, mientras su familia, desde el día de los hechos, pide justicia.

La última vez que a Dalia se le vio con vida fue la noche del pasado 29 de noviembre, cuando su ex pareja sentimental de nombre Sergio N, fue a verla a su domicilio para convencerla de salir y hablar sobre su reciente ruptura.

Aunque Dalia dijo que no tardaría, jamás regresó. A la mañana del día siguiente su cuerpo fue encontrado embolsado y con huellas de ahorcamiento a tan sólo unas cuadras de su domicilio.

Después de varias horas, se supo que se trataba de la joven de 27 años de edad, la cual vendía gelatinas en la Central de Abasto de Puebla, donde conoció al presunto feminicida, un vendedor de fruta originario de Veracruz que al momento no ha sido localizado.

Foto Alberto Montero