Guillermo López Mayo, secretario General del Sindicato Unitario de Trabajadores de la Universidad Autónoma de Puebla (Suntuap), rechazó las acusaciones de un supuesto fraude en la compra venta de dos terrenos en la colonia Vaquerías y acusó que es una maniobra para impedir la toma nota del sindicato.

En conferencia de prensa, el líder sindical manifestó su rechazo ante la denuncia de dos trabajadores jubilados de la  Benemérita Universidad Autónoma (BUAP), identificados como Antonia Serrano Olivas y Armando Nieto Meza, que presentaron una denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE).

La querella es por el delito de fraude.Dos jubilados aseguraron haber tratado con López Mayo para venderles unos terrenos en el predio Vaquerías, entregándole cada uno 80 mil pesos por dicha transacción.

"Dos individuos que no pertenecen a nuestra organización presentaron una denuncia ante la Fiscalía General del Estado, sin presentar prueba alguna ya que ellos dijeron que, de palabra, me habían entregado 80 mil cada uno, a cambio de lotes en el predio Vaquerías", dijo el dirigente .

Agregó que está denuncia no tiene sentido ya que el predio no pertenece a la universidad, como los denunciantes afirman, sino que pertenece al Suntuap, como consta en el Registro Público de la Propiedad, por lo que calificó la denuncia como una calumnia para evitar su toma de nota.

"Entendemos que esta acusación tiene como propósito fundamental dañar mi imagen personal, mi trayectoria, porque con eso están dañando y entorpeciendo el trámite que está realizando el Suntuap para recibir la toma de nota que, consideramos, está a punto de concederse".

López Mayo dijo que el pasado 4 de septiembre hicieron la solicitud del documento. También se informó que  el próximo 13 de noviembre López Mayo ratificará su declaración ante el agente del Ministerio Público, relativa a la acusación del supuesto fraude.

"Nuestro sindicato, por más de 20 años, ha sido obstaculizado por los gobiernos priistas y panistas, que son los que ocupaban el gobierno del Estado de Puebla y por lo tanto le dictaban la consigna a la Junta Local para que no se nos entregara la toma de nota", comentó.

Ante esta situación integrantes del sindicato exigieron a funcionarios que acaten la ley para poder recuperar sus facultades legales y hacer valer la titularidad de sus contratos de trabajo y poder así defender sus derechos laborales, que por años han sido ignorados y abusados. 

"Nosotros confiamos en que estos funcionarios acaten la ley, no pedimos ningún favor, solamente pedimos que acaten la ley y que se respete el derecho a nuestra organización a contar con la toma de nota para ejercer la facultad de legado en defensa del patrimonio de nuestro sindicato", recalcó.