Luego de toda la guerra de declaraciones que sostuvo con Gabriel Soto, Doña Rosalba Ortiz, madre de Geraldine Bazán, confesó que desea fumar la pipa de la paz con el ex esposo de su hija y padre de sus nietas, pero no dudó en señalar que siempre estará ahí para defenderla.

En entrevista para el programa Sale el Sol, la señora aseguró que, aunque en este momento desconoce al actor por todas las acciones que ha realizado, solo desea que las cosas se calmen por el bien de todos. “Ya para Gabriel, mira, yo sé que esa niña tiene mucha hambre de que la conozcan en México, ya la conocen, y tú pues no necesitas que te conozcan, porque ya te dije que pararas, te lo pedí desde un principio, y si no es a través tuyo es a través de otras personas y me duele lo que hablas o dices, y no hay un padre que defienda a mi hija, pero si tiene mucha madre, así que aunque ella se enoje o tú te enojes, yo sé que el tiempo me dará la razón”.

De la misma forma, Doña Rosalba no perdió oportunidad para criticar la controversial plática de Irina Baeva, y manifestó: “Vi su conferencia unipersonal, se me hace que está un poco mal informada porque ella misma acepta hechos que para los mexicanos y mexicanas son sagrados (…) pero lo que me extrañó es que ella también pide que le acuchillen a Gabriel, porque decía ‘por qué a él no, nada más a mí’”.

Previo a estas declaraciones, Gabriel e Irina aseguraron que a pesar de todas las críticas en su contra se encuentran más unidos que nunca y por tal motivo no permitirán que nada los afecte.

Foto Agencia México