El extitular de la Sedeso, Gerardo Islas Maldonado, exigió al gobierno del estado pruebas del supuesto desvío de recursos públicos destinados para la reconstrucción por el sismo de 2017 en el que se le involucra. 

Tras la investigación que la Secretaría de la Función Pública (SFP) abrió en su contra y otros funcionarios, el ahora diputado local pidió que se realicen apegadas a la ley. 

En entrevista reclamó que el asunto se ha utilizado mediáticamente en su contra a pesar de que ha mostrado evidencias que lo deslindan de responsabilidades.

Afirmó que en sus redes sociales ha publicado comunicados y enlaces a documentos oficiales para explicar su actuación en los trabajos de reconstrucción.

De manera breve afirmó que al frente de Desarrollo Social (Sedeso) no administró dinero para la ejecución de obras, sino que fungió como supervisor y concretó la firma de convenios de colaboración entre las autoridades.

La entrega de apoyos económicos para los afectados la atribuyó al gobierno federal, por medio de Bansefi, y a la Sedatu de la reconstrucción de casas.

Como hace unos días, denunció que los retrasos en la entrega de viviendas son culpa de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), que no ha liberado 600 subsidios de 70 mil pesos cada uno.

El legislador de Nueva Alianza (NA) se dijo dispuesto a colaborar con en la investigación, pues sostuvo que no tiene “nada que esconder”.

Aseguró que incluso ha ofrecido su colaboración al gobierno federal para disipar sospechas, tras los señalamientos en su contra.

El gobernador Miguel Barbosa Huerta aseguró hace dos semanas que se malversaron al menos 100 millones de pesos etiquetados para la reconstrucción.

A raíz de esto la SFP federal abrió auditorías contra funcionarios y exfuncionarios del gobierno federal y el estado, entre ellos Islas Maldonado.

Foto: Agencia Enfoque