Steven Weber era un joven estadounidense que murió ahogado al intentar proponerle matrimonio a su novia mientras buceaba.

Weber y su pareja, Kenesha Antoine, se encontraban en un hotel flotante ubicado en la isla Pemba, en el Océano Índico, el cual consta de una estancia superior y otra inferior, sumergida a casi 10 metros de profundidad.

El joven decidió adentrarse en el agua para hacerle la propuesta, la cual estaba escrita sobre papel y fue dentro del agua donde le mostró el anillo a su pareja. Sin embargo, Steven nunca salió de las profundidades.

La nota decía: “No puedo contener la respiración lo suficiente como para decirte todo lo que amo de ti. Pero, todo lo que amo de ti, ¡lo amo cada día más!

Lamentablemente, el joven nunca pudo escuchar la respuesta de Kenesha, quien en sus redes sociales publicó que habría dicho “sí un millón de veces”.

Matthew Saus, CEO del hotel, dijo que personal acudió al lugar a tratar un problema con el agua, pero lamentablemente ya no había mucho que hacer por Weber.

Por su parte el Departamento de Estados Unidos indicó que se encuentra al tanto de la muerte del joven en Tanzania.

Con información de Animal Político.

 

 

Foto: Facebook