La familia que falleció por intoxicación en la unidad habitacional San Miguel Mayorazgo, fue sepultada la tarde del martes en el panteón municipal de Puebla.

Como personas tranquilas, que no se metían en problemas con la gente, es como algunos colonos recuerdan a Guadalupe S.F., de 40 años de edad; Alberto S.V., de 62; María del Refugio F.S., de 64, así como a José Alberto S.F., y Mónica Patricia S.F., de 10 y 4 años de edad, respectivamente, quienes eran originarios del estado de Veracruz y llevaban más de dos décadas viviendo en Puebla.

Luego de partir del lugar donde eran velados, ayer martes, los restos de los tres adultos y dos menores de edad, fueron depositados en el camposanto.

A tres días de los hechos, vecinos siguen sin entender las razones por las cuales algún integrante de la familia muerta, habría planeado el presunto suicidio colectivo que la Fiscalía de Puebla ya investiga.

Los hechos se registraron la mañana del 15 de septiembre, en el departamento número 20 del edificio 1928, en cuya puerta fue depositada una cruz de pétalos de rosas y veladoras.

El fuerte olor a gas LP fue lo que aquel día alertó a los vecinos de la zona, quienes al percatarse de que al interior del domicilio estaban tiradas las víctimas sin moverse, dieron aviso al 911.

Bomberos, policías, paramédicos, agentes ministeriales y elementos de Protección Civil Municipal acudieron al sitio, donde confirmaron el deceso de tres adultos y dos menores de edad, por intoxicación al inhalar gas LP luego de que la conexión de gas del boiler fuera zafada por alguno de los adultos.

Desde entonces, la Fiscalía de Puebla comenzó con las indagatorias correspondientes