Siete libros de Harry Potter fueron retirados de la escuela católica St. Edward de Nashville Tennesse, después de que el pastor que dirige el centro Dan Reehil, aseguró que “las maldiciones y hechizos” que aparecen en sus páginas son “reales”.

Esta decisión fue comunicada por el propio Reehil a través del correo electrónico oficial del centro, según informó el periódico Tennessean.

En dicho mensaje, el pastor advierte de que la escritora J.K Rowling pone en riesgo a los lectores de la saga que, al leer ciertos pasajes, pueden llegar a “conjurar espíritus malignos”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Harry is in the House!!! Pop UP Book. #HARRYPOTTER #PopUpBook #LibroHarryPotter #HarryPOTTERBook #Book

Una publicación compartida de Omar Pulido Montoya (@omarpulidom) el

Según la información de Milenio, Reehil continúa diciendo que esta información la consultó con diferentes exorcistas de Estados Unidos y de Roma, apuntó que ellos le han aconsejado eliminar los libros de Harry Potter de la biblioteca del colegio.

Aunque los libros han generado discrepancias en algunos círculos religiosos, la Iglesia Católica nunca se ha manifestado al respecto, de ahí que esta decisión del pastor le convierta en el primero.

Foto Instagram