Ramón Valdés fue un comediante muy conocido, pero en su papel de Don Ramón es recordado con mucho afecto, ya que hizo empatía con muchos televidentes.

Pero el actor y el personaje tenía una detalle en común: debían la renta del lugar donde vivían, pero a diferencia de lo ocurrido en la “vecindad”, a Ramón Valdés no le daban más de dos meses de tolerancia los caseros y tenían que emigrar. Lo anterior fue relatado por Esteban Valdés, hijo de Ramón.

“En la vida real sí debíamos rentas”, expresó Esteban, quien agregó que los caseros no eran tan buenos y que no llegaron a deber 14 meses.

“A los dos meses ya nos íbamos de donde vivíamos a la casa de mi abuela o casa de un tío y ya regresábamos a otra”, contó el hijo del famoso Don Ramón a Roberto Gómez Fernández.

Foto captura de pantalla YouTube