En Santa María Tianguistenco, Huejotzingo, a unos metros del pozo donde fue arrojado el cuerpo del delegado de la SGG en Huejotzingo, y donde se encontraron cinco cadáveres más, habría sido localizada una segunda fosa clandestina con más de doce víctimas, según lo revelaron fuentes cercanas a la investigación.

La Fiscalía de Puebla no ha emitido mayor información sobre este caso por el cual, además de los 13 detenidos inicialmente, hay un asegurado más, sumando 14 personas aprehendidas e investigadas.

Las fuentes consultadas revelaron que los imputados son: Diego Moisés N. C., de 27 años de edad; Julián R. J., de 50; Luis Ricardo J. V., de 26; Gerardo Omar F. R.; Omar G. A., de 34; Luis Fernando C. A., de 19; y José Carlos R. CH., de 23 años de edad.

También detuvieron a quienes dijeron llamarse Jesús S. R., de 19 años de edad; Luis Felipe B. V., de 25; Agustín G. P., de 53; Manuel René O. R., de 49; Wendy Pamela A. V. de 28; Ángel F. G., de 42; y Aarón H. T., de 33 años de edad.

Todos ellos ya se encuentran a disposición de un juez de control por los delitos de secuestro agravado, portación ilegal de arma de fuego, robo y detentación de vehículo robado. Será en las próximas horas cuando se determine si el arresto de los 14 acusados, entre ellos una mujer, se hizo o no conforme a derecho.

Plagio de funcionario desató cacería

Cabe recordar que la tarde del pasado 19 de julio, Luis Fernando N, delegado de la SGG en Huejotzingo, salía de una reunión en el Instituto Tecnológico del citado municipio. En el trayecto, el funcionario, quien conducía un automóvil Ford Mustang color gris, con placas del Estado de México, fue interceptado por un vehículo Volkswagen tipo Vento.

Desde ese momento, su familia no supo más de él, por lo que inició una campaña de búsqueda a través de redes sociales, misma que instantes después fue borrada porque se temía por la integridad del delegado.

Luego de que la familia dio aviso a las autoridades correspondientes, se inició un operativo de búsqueda, mismo que terminó la madrugada del 21 julio ya que el cuerpo de Luis Fernando N, de 34 años de edad fue hallado en un pozo de aproximadamente 50 metros de profundidad, localizado en un inmueble abandonado de la comunidad de Santa María Tianguistenco en Huejotzingo.

Horas después se informó sobre la detención de 13 presuntos responsables, cifra a la que se le suma uno asegurado más.

Además se supo que la Fiscalía de Puebla localizó cinco cuerpos más en el mismo pozo, sin embargo, los crímenes a los que estaría ligada esta banda delictiva podrían ser mayores, ya que fuentes extraoficiales aseguraron que a unos metros de este primer pozo y en el mismo predio, fue descubierto un segundo con más de 12 cadáveres, cuya cantidad es alarmante.

Sin embargo, hasta ahora la FGE no ha proporcionado detalles sobre este tema que podría tratarse de la fosa clandestina más grande ubicada en Puebla

Foto Agencia Enfoque