Por dieciseisava ocasión, una pollería de la Central de Abasto de Puebla fue asaltada por sujetos empistolados.

En esta ocasión los delincuentes se llevaron dinero en efectivo sin que al momento se haya cuantificado la cantidad del botín.

El dueño del local comentó que fue alrededor de las 9 horas de este jueves, cuando cuatro jóvenes, de 25 a 30 años de edad, llegaron como cualquier otro cliente.

Relató que uno de ellos sacó su revólver para apuntarle y obligarlo a entregar el dinero en efectivo. El asaltante accionó su arma de fuego, pero la bala no salió, logrando así salvar la existencia.

Los delincuentes, quienes lucían nerviosos, buscaron entre la basura al creer que ahí también había dinero escondido, pero no encontraron nada.

El afectado señaló que los bandidos se llevaron poco dinero ya que antes había pagado a sus proveedores. Antes de huir, los delincuentes también se apoderaron del cerebro de las cámaras de vigilancia para evitar que sus rostros fueran captados.

Con el poco dinero en su poder, los delincuentes escaparon de la zona.

En este sentido, el dueño de la pollería manifestó que es la dieciseisava vez que sujetos desconocidos llegan a asaltarlo y aunque existe vigilancia policial, los delincuentes ya tienen bien medidos los horarios de los policías.

Luego de que en varias ocasiones el afectado acudiera a presentar la denuncia correspondiente y no se lograra la detención de los hampones, esta vez dijo que ya no acudirá a presentar ninguna denuncia ante el Ministerio Público.

Foto Alberto Montero