Un niño de 14 años de edad asesinó a balazos a dos hombres enfrente de un negocio, en el barrio Santa Lucía, de MedellínColombia.

Los hombres que asesinó el niño sicario fueron identificados como Darío Hincapié y Mateo Cuesta.

Las cámaras de vigilancia grabaron el momento en que dos hombres se encuentran frente a un establecimiento comercial y un niño está parado cerca de ellos.

Uno de los hombres se vuelve para mirar al niño, no le da importancia a su presencia, y se acerca a la puerta del negocio, y el otro hombre camina hacia un lado y queda fuera de la pantalla.

En el momento en que el niño se da cuenta que el primer hombre no lo mira, saca un arma de su cintura y le dispara. El hombre se lleva las manos al pecho y se derrumba.

El niño aún permanece apuntando con el arma sujeta con las dos manos y les dispara a los dos hombres en seis ocasiones, enseguida se da vuelta y comienza a correr.

Versiones policiacas indican que informantes se encontraban cerca de la zona del asesinato de los dos hombres y fueron tras el niño y lo capturaron.

Para evitar que lo sometieran a proceso, el niño aseguró que tenía 13 años de edad y les mostró a los policías un documento que después se comprobó que pertenece a su hermano, quien sí tiene 13 años.

Para las leyes colombianas los menores de 14 años de edad son inimputables.

Las autoridades colombianas aseguran que el niño sicario cumplió 14 años el 18 de diciembre de 2018 y que es posible que esté relacionado con otros homicidios.

Hasta el momento, las autoridades colombianas no han revelado el móvil del asesinato de los dos hombres y sólo se sospecha que pudo haber sido una venganza por la detención del líder de una organización criminal.

Crédito de la foto elambito judicial