La pérdida de 2 mil empleos directos es lo que tendría como resultado implementar el retiro de las bolsas de plástico de las tiendas de autoservicio, iniciativa propuesta por la presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco.

Así lo señalaron Luis Espejel y Otilio Arellano, integrantes de la Agrupación de Distribuidores de Plásticos, ante los regidores de la Comisión de Desarrollo Urbano y pidieron encontrar otras opciones para reducir el uso de plástico y no plantear el retiro total.

Espejel reconoció que hay un “abuso” en el uso de las bolsas de plástico, y que el ordenar su eliminación es una propuesta “simplista” de enfrentar el problema de contaminación.

Los integrantes de la agrupación plantearon a los regidores capitalinos que una opción que tendría beneficios tanto para las autoridades municipales y las empresas, es la implementación de una campaña de reutilización y reciclaje de las bolsas.

Agregaron que la pérdida de empleos no sólo se limitaría a quienes laboran en la fabricación del plástico, sino también a 350 reos del Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Miguel que se encargan de labores de separación de basura.

Tras la exposición de Espejel y Arellano, los regidores acordaron instalar mesas de trabajo para generar una propuesta que beneficie a las partes.

Foto: e-consulta