Un joven aprovechó la euforia que se vivía afuera del estadio Azteca y se aventuró a pedirle matrimonio a la chica que lo acompañaba.

Al parecer la escena que se vivió en las inmediaciones del coloso de Santa Úrsula tuvo más emociones que la final entre Cruz Azul y América.

En videos compartidos en redes sociales se ve al aficionado al futbol estar con la chica, pero aunque no se ve el desenlace del intentó, se sabe el final: lo bateó.

El hombre tenía porras y alentaban a la chica a que aceptara la propuesta, pero ni así lograron que ella diera el anhelado sí.

Ahora al hombre sólo le resta esperar que su equipo se corone campeón, para curar la decepción amorosa.