En Cartagena, Colombia, un conductor fue sorprendido por la policía manejando en estado de ebriedad y para evitar pagar las consecuencias, se tiró al piso alegando que lo habían golpeado.

Según lo informado por Noticias Caracol, el hombre agredió de forma verbal a los agentes para después fingir que fue agredido.

“¡Me pegó!”, es el gritó que lanza el hombre desde el piso.

Edilberto Mendoza, director del Tránsito de Cartagena calificó como “bochornoso” lo hecho por el conductor, además de que informó se le suspendió su permiso para conducir.

Al conductor le fue inmovilizado el vehículo y tendrá una sanción o una multa cercana a los 32 millones de pesos (alrededor de 200 mil pesos mexicanos)”, informó Mendoza.

En tono de broma, se ha comparado al conductor con el futbolista Neymar, quien se ha hecho popular por “fingir o exagerar” faltas en el terreno de juego.

Foto / captura de pantalla YouTube Noticias Caracol