Muchas novias gustan lucir espectaculares escotes al momento de llegar al altar, algo que al parecer no le gusta a un párroco de Venecia, Italia; quien decidió cobrar por cada centímetro que enseñen de más.

Se trata de Cristiano Bobbo, párroco de Oriago e Ca’Sabbioni, quien vio como las mujeres llegaban al altar con escotes que llamaban la atención.

Con el fin de hacer reflexionar a los feligreses puso una cuota a las novias que suban al altar con un vestido demasiado llamativo o demasiado escotado.

Pero el pago no será el mismo para todas las novias, ya que cobrará un euro por cada centímetro de escote más abajo de la línea de la clavícula.

El padre contó su idea en el informativo “La Voz de la Riviera”, donde cada semana tiene un espacio para dirigirse a sus feligreses.

Para explicar la razón del porqué de la medida, el religioso contó una anécdota, en la que en un pueblo en el que era práctica común ofrecer al sacerdote que celebraba la boda una cantidad de dinero proporcional a la belleza de la novia. Cuanto más bella era la futura esposa, el ofrecimiento al cura era más cuantioso.

“La historia podríamos adoptarla también nosotros, sacerdotes, estableciendo una tasa que se debería pagar en proporción a la decencia del vestido de la novia, que muy a menudo se presenta vulgar y sin gusto, inadecuado para la ocasión. Así, las que se presentan más desvestidas, más pagan”, expresó.

La medida ya causó polémica, ya que hay un grupo que apoya a Don Cristiano, pero otros que piden que no se meta en su vida privada y forma de vestir.

 

Foto Agencia Enfoque