Si eres una persona asidua a Instagram, posiblemente te topaste con esta imagen que promete convertirte en embajador de la marca:

 

#repost #nike_recruits @nike_recruits

Una publicación compartida por Kristina M. Ashby (@kristina_ashby) el

Los requisitos eran muy sencillos, solo había que mencionar a la supuesta cuenta de reclutamiento, postear la imagen en una historia y tener al menos 250 seguidores. A cambio, los afortunados seleccionados recibirían productos de la marca y ropa. Desde luego que la oferta sonaba irresistible.

Sin embargo, todo se trató de una mentira en la que cayeron cerca de 200 mil usuarios de Instagram y gracias a la cual las cuentas falsas de Nike lograron miles de seguidores.

Los bulos en la red son cosa de todos los días y los delincuentes cibernéticos se las ingenian para que las personas sigan cayendo en ellos. La promesa de convertirte en influencer no es más que la versión actualizada de los correos que te informaban de la herencia que un jeque te había dejado.

Si bien es cierto que las marcas buscan influencers para que promuevan sus productos, son ellas mismas quienes mapean a los creadores de contenido que podrían calzar con sus productos, no eligiendo a personas cuyos perfiles tienen corto alcance.

Este tipo de engaños tienen distintos fines que van desde el incremento de los números de las cuentas falsas, las cuales posteriormente son vendidas, hasta pedir dinero con cualquier excusa para poder reclamar el supuesto premio.

Foto: Instagram @kristina_ashby